El Coronil
www.elcoronil.tk -> El pueblo -> Historia


Página principal


El pueblo


Monumentos


Otra información
relacionada con
El Coronil


La
página


Otros

 

Historia

Hay numerosos yacimientos arqueológicos en toda el área de influencia de El Coronil, diseminados por las tierras de cultivo. Principalmente se han encontrado restos de la cultura del vaso campaniforme* y villas romanas*, entre otros; no en vano la mayoría de cortijos activos tienen su origen en la época romana o en alquerías árabes.

Existen algunas opiniones que encuentran el origen de El Coronil en la ciudad romana de Callet*, aunque a juicio de otros esto carece de fundamento. La República Callense fue un importante enclave que acuñó moneda propia y sería coetánea a otra relevante ciudad, Salpensa*, de la que sí se conoce su ubicación, a unos 7 km al noroeste de El Coronil actual. Otras opiniones cuentan que El Coronil surgiría de una atalaya de vigilancia que se construyó en época íbera a medio camino entre las dos ciudades citadas.

Lo cierto es que en el actual casco urbano existen indicios de presencia prehistórica como es el caso de la necrópolis hallada en la zona del Calvario; y también se han hallado vestigios de todas las épocas posteriores, aunque la ausencia de referencias escritas hacen pensar que no se tratase de asentamientos de especial relevancia.

El Coronil como núcleo de población estable comienza en la segunda mitad del siglo XIV. El noble sevillano Ruy Pérez de Esquivel obtiene en abril de 1381 carta puebla* para el establecimiento en su castillo de 15 vecinos* libres de tributos, con el fin de afianzar el dominio cristiano de la Banda Morisca*.

A partir de este momento la población de El Coronil irá fluctuando ya que a pesar de estar libres de impuestos, contarían con dificultades como saqueos de los moros, epidemias, etc. Poco después la villa pasaría a manos de la casa Ribera, obteniendo bajo este señorío de nuevo exención de alcabalas* y en 1425, el rey Juan II le concede la celebración de una feria de un mes de duración dos veces al año correspondiendo al esfuerzo de los Ribera por consolidar la población, quienes aportan 10.000 maravedís para finalizar la construcción de la iglesia.

Principales cambios de propiedad de El Coronil
Poseedor Adquirente Fecha Precio
Martín Fernández de Guzmán
(Señor de Orgaz)

Ruy Pérez de Esquivel

30-oct-1377 12.000 maravedís
Fernán Pérez de Esquivel
(Nieto de Ruy Pérez)
Diego Gómez de Ribera 29-ene-1419 2.100 doblas


Pasado el siglo XV y desaparecido el peligro de la frontera, se desarrollará el comercio, la agricultura y la ganadería, suponiendo un momento de auge que continuará hasta el siglo XVI, donde se sabe que con 32 familias censadas en el año 1500, se llegó a 100 tan solo 50 años después.

Pero la primera mitad del siglo XVII con sus sequías y epidemias, va a suponer un freno importante a esta etapa de prosperidad. Sin embargo, El Coronil puede considerarse como una excepción, ya que apenas afectaron algunas de las epidemias que asolaron la práctica totalidad del sur de España gracias a las medidas tomadas por el Concejo municipal de tapiar las calles que daban al campo y estricto control de la entrada y salida de personas y mercancía al pueblo. Otro factor que según los contemporáneos influyó para evitar las pestes fue la intercesión de San Roque, cuya devoción aumentó de forma muy notable, haciéndose unos panecillos con su nombre que incluso se llevaban a los pueblos de los alrededores por su milagrosidad. San Roque, tras algunas vicisitudes, se estableció como Patrón de El Coronil en agradecimiento.

En la segunda mitad del siglo XVII, más benévola, y gracias a la fertilidad y potencial de las tierras de siembra, El Coronil va a crecer y enriquecerse considerablemente, al igual que durante el siglo XVIII, desarrollándose la industria aceitera y harinera como atestiguan los diferentes indicios de molinos que hay diseminados por el casco urbano.

En el siglo XIX se producen los conflictos entre duquistas y terreros, los primeros defendiendo la propiedad establecida sobre las tierras, y los segundos, reclamando en unos casos la recuperación de los terrenos comunales que habían sido ocupados por el Duque y en otros, el reparto de todas las tierras de éste. En las negociaciones participaron activamente los curas Noriega y Zambrano. El proceso acabará con las desamortizaciones*, que hacen cambiar de propietario las tierras, si bien la mayoría de ellas pasan a sus arrendatarios tradicionales.

El Coronil seguirá con su auge demográfico, económico y de extensión del casco urbano hacia la zona del Calvario en el siglo XX. Durante la primera mitad del siglo habrá, acompañada de un ascenso de la natalidad, una importante inmigración. Se llegó a contar con unos 9600 habitantes en 1950, si bien esta cifra irá decreciendo desde entonces al mismo ritmo con el que había aumentado, entre otras muchas causas, por la desaparición de olivares para destinar las tierras a pipa blanca, que tanto estaba beneficiando a la economía local a corto plazo y el cese de su siembra en poco tiempo. En la segunda mitad del siglo se mejoran las infraestructuras, se pavimentan las calles y se regulariza el suministro de agua y electricidad, se construye el colegio público y se dota de mejores servicios. Se produce también la principal expansión del casco urbano, apareciendo infraestructuras deportivas en el Parpagón y creándose nuevas urbanizaciones sociales en torno a la zona denominada "las Malvinas" (Llanos de San Sebastián) , principalmente.

En la primera década del siglo XXI surgen urbanizaciones de iniciativa privada y alguna con respaldo del Ayuntamiento, como sucede en toda España con la fiebre inmobiliaria, aunque en El Coronil esto se da de forma un poco tardía, por lo que que su desarrollo se verá afectado por la posterior crisis, impidiendo que se completen con normalidad las nuevas áreas. Lo mismo sucede con el proyecto de polígono industrial en El Garrotal.

Una de las inversiones más fuertes llevadas a cabo en El Coronil supuso en 2008 la implantación a 1 km del casco urbano a ambos márgenes de la carretera SE-5205 una planta solar fotovoltaica* con seguidores* de doble eje, capaz de generar 20MW, convirtiéndose en la mayor de Andalucía de estas características.

Actualmente se están haciendo algunos intentos a nivel local de cambiar el modelo productivo, sustituyendo los cultivos tradicionales por otros energéticos* y proyectando la construcción de varios invernaderos que a su vez producen energía solar fotovoltaica.