El Coronil
www.elcoronil.tk -> Monumentos -> Castillo de la Villa


Página principal


El pueblo


Monumentos


Otra información
relacionada con
El Coronil


La
página


Otros

 

Castillo de la Villa

Supuestamente construida por los habitantes de la inubicada República Callense*, es la primera edificación levantada en el casco antiguo de El Coronil. Hayan sido efectivamente los callenses u otro pueblo quienes la construyeran, no cabe duda de que el castillo está muy relacionado con el origen e historia de la Villa.

Su origen se remonta, al parecer, a época celtíbera. Hay historiadores que defienden que fue el fruto de las malas relaciones entre las poblaciones de Callet y Salpensa* (en el Cerro Casar, a unos 6 km de El Coronil en dirección a Utrera) cuando los primeros, con intención de controlar la zona, decidieron construir una atalaya de vigilancia a los pies de un transitado cruce de caminos. No hay datos sobre su evolución, pero esta primitiva construcción o sus restos, tras servir de cimientos para algún pequeño asentamiento romano, fueron aprovechados en el siglo XI por los árabes para construir una fortificación. Ya en la Baja Edad Media*, el castillo y sus tierras son objeto de repoblación para afianzar la frontera con el Reino de Granada, aún en manos musulmanas.

Definitivamente, en 1381 se debió reformar la fortaleza por el pésimo estado en el que se encontraba, ya que desde el mes de abril, Ruy Pérez, su dueño [enlace relacionado], cuenta con permiso del rey para repoblar su posesión con 15 familias, que serían cobijadas en el castillo. En los siglos XV y XVI, y vendido a Diego Gómez de Ribera*, se acondiciona de nuevo, convirtiendo algunas de sus estancias en palacio para los Señores de la Villa del que se conservan algunos fragmentos de policromías en los muros de la primera planta de la torre del homenaje.

 Patio de armas          Fragmento de pinturas murales

Los duques de Medinaceli dejan de mantener la fortaleza-palacio, al acomodarse ahora la aristocracia de la época en las ciudades y no en sus posesiones, pero el edificio sigue siendo el punto donde tenga cabida el concejo y buena parte la vida local. Habrá que esperar a finales del s. XIX para que el castillo sea vendido por el duque a los hermanos Algarín y cambie su uso al de almazara. Será demolida la arquería del patio y se dividirá en dos el gran patio, albergándose en una parte el cuartel de la Guardia Civil hasta 1925 y construyéndose en 1884 en la otra zona un patio de vecinos con columnas de hierro fundido conservado y en uso en nuestro días. La primera parte, desde que desapareciera el cuartel, sería utilizado como una extensión más de la Calle Corredera, con viviendas populares de escasa calidad suprimidas en 1984, año en que todo el castillo es adquirido por el Ayuntamiento y rehabilitado. El patio de vecinos es acondicionado adecuadamente y el otro se adecentaría con la intención de destinarlo a usos culturales. La torre del homenaje ha sido usada desde entonces como radio local, sede de Protección Civil y otras asociaciones. Actualmente el interior del último cuerpo de la torre con su bóveda vaída se encuentra calcinado, muestra del estado de dejadez que vuelve a presentar la fortaleza hoy en día.

En cuanto a la apariencia física, una de las peculiaridades del castillo es no conservar más que un lienzo de almenas y la escasa altura de sus torreones. El 19 de marzo de 1947 cayó el último torreón de esquina que conservaba su altura original, culminando con el proceso de deterioro que siglo tras siglo iría padeciendo la edificación. Otra característica es la permanencia en la memoria local del castillo totalmente encalado, siendo conocido por algunos como el "castillo blanco". No se conocía el motivo, especulándose si se trataba de una táctica de defensa al reflejar los rayos del sol para molestar la vista de los atacantes, descartándose esto ya que se han hallado documentos que indican que debió encalarse en la década de 1940 o más tarde, tal vez por su uso residencial. De cualquier forma, el Ayuntamiento ha ido llevando a cabo desde el año 2000 una serie de actuaciones en este Bien de Interés Cultural, siendo revestidos finalmente los todos sus muros por el interior y exterior con mortero de color rosado, perdiéndose la nobleza que ofrecerían los paramentos mostrando la piedra con la que están labrados, como fue hasta que se consideró el edificio una casa de vecinos más, negándole su carácter monumental.

Fachada a calle Corredera          Patio de vecinos

En 2008 se llevó a cabo una obra en su interior en la que se retiró la capa de mortero que cubrían los muros previamente encalados, dejando vistos en el patio de armas los mampuestos con los que están labrados sus muros.

 

Accesos: Por la Calle Corredera y San Francisco
Horario apertura: Patios visitables permanentemente. Paseo de ronda y parte alta de la torre del homenaje, consultar en el Ayuntamiento
Categoría: Bien de Interés Cultural (BIC)