El Coronil
www.elcoronil.net16.net -> Otros contenidos -> Las Hijas de la Caridad


Página principal


El pueblo


Monumentos


Otra información
relacionada con
El Coronil


La
página


Otros

 

Las Hijas de la Caridad en El Coronil

El texto en cursiva es extraído literalmente del libro “Historia de la Villa de El Coronil” de Antonio Ruiz Pérez publicado en 1996. Otros datos y enlaces son del blog de la Plataforma "El Coronil por las Hijas de la Caridad".

Las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl son una sociedad de vida apostólica* cuyo carisma es servir a Jesucristo en la persona de los pobres, siguiendo el testigo de la compañía fundada en el siglo XVII por San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac. En El Coronil hemos contado muchos años con su presencia.

Los inicios. La enfermería y el orfanato
La primera presencia de la Comunidad Religiosa de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl en la Villa de El Coronil, data del año 1938, dedicándose éstas a regir un dispensario u hospital existente junto a la actual Capilla de la Veracruz, es decir, en el lugar donde antes estuvo instalado el Convento de Carmelitas Descalzos de la Villa, obteniéndose una subvención de la Diputación Provincial de Sevilla para mantener también un orfanato en estos duros momentos de la postguerra. Sin embargo, esta actividad tuvo un carácter informal sin que se redactase ningún documento sobre las condiciones en las que se llevaba a cabo esta labor.

Asistencia educativa
Por ello, el primer documento del que tenemos testimonio legal sobre el establecimiento de las Hijas de la Caridad en El Coronil corresponde al 23 de Mayo de 1959 fecha en la que se acuerda una reunión celebrada en Sevilla [para] instalar un colegio de niñas en una casa de la Calle San Sebastián nº 11 (hoy nº 7) adquirida por las hermanas, cuyo mantenimiento correrá a cargo de esta comunidad religiosa y con el millón de pesetas recogido por suscripción popular entre los vecinos de El Coronil. Este colegio impartirá clases de forma gratuita a 60 niñas elegidas entre las más pobres de la villa. Así, fue el día 1 de Enero de 1961 cuando se produjo la bendición pública de la nueva casa escuela y de la capilla de las hermanas en esta localidad fundada bajo el padrinazgo de Don Juan Candau Candau para la enseñanza y formación religiosa de las niñas pobres de El Coronil. Se celebró para ello una función solemne en su templo parroquial oficiada por su párroco Don Enrique Mojarro por delegación expresa del Sr. Cardenal Bueno Monreal y ante la presencia de las autoridades locales, la Hermandad Sacramental de la parroquia y representantes de las Hijas de la Caridad en Sevilla, Cádiz, Utrera y Morón de la Frontera, trasladándose al finalizar el acto en procesión el Santísimo a la nueva capilla, con la impartición de la comunión y la bendición al pueblo de El Coronil. La primera hermana superiora de este colegio fue Sor María del Villar Gómez Catalán.
De esta manera y con una subvención anual de 12000 pts concedida por el Ayuntamiento desde 1963, la Escuela de la Milagrosa funcionará durante 11 años hasta que
(…) la mejora económica general que había experimentado el país en los últimos años permitió el que la enseñanza estuviese bien atendida en la villa por el Magisterio Nacional y las futuras disposiciones sobre Educación establecidas por el Ministerio de Educación y Ciencia así lo confirmaban.

La residencia de la calle San Sebastián
(…) El día 8 de Julio de 1972 [se reunieron] la Superiora de las Hermanas, el párroco de El Coronil Don Enrique Mojarro y el Alcalde Don José Benítez Millán, además de los vecinos D. Juan Candau Candau y D. Antonio Romero Algarín con motivo de modificar la labor a la que se dedicaban las Hijas de la Caridad (…) Se acordó convertir el Colegio en Residencia para Ancianos de El Coronil, pues esta labor benéfica era más necesaria ahora en la villa que la anterior. Así, se aprobó el que las hermanas darían alojamiento, manutención y atenciones higiénico-sanitarias y espirituales a todos los que en ella residieran sin distinción de clases. Sería ésta una residencia para ambos sexos con posibilidad de admitir a matrimonios ancianos teniendo sus plazas distribuidas de la siguiente manera: 70% para ancianos acogidos al régimen de la Seguridad Social y el 30% restante para ancianos de situación indeterminada que acrediten su escasez de medios económicos. El sostenimiento económico era el mismo que el de la Escuela, añadiéndose ahora una asignación anual del Ayuntamiento de 125000 pts, las aportaciones oficiales que reciben tales centros y los donativos que les sean ofrecidos. Así, las Hijas de la Caridad regirán su administración mientras que las atenciones sanitarias corresponden a la Seguridad Social y a lo consignado para este fin en el presupuesto de beneficencia de su Ayuntamiento, corriendo la dirección espiritual a cargo del cura párroco de la villa.

Unos meses de ausencia
Sin embargo, pocos años después la Diputación Provincial de Sevilla consideró que el edificio no era adecuado para su función de asilo y no pudiendo ser atendida la Residencia por las religiosas que lo regían, tuvo que ser cerrado en octubre de 1985 marchándose las Hermanas de la Caridad del pueblo y cediéndose la casa a la parroquia de El Coronil según lo establecido en la escritura fundacional. Los 30 ancianos aproximadamente que tenían asilo en él fueron trasladados y distribuidos entre diversos asilos de la provincia según las plazas libres que tuviesen y viviendas particulares.

El Patronato San Roque y la vuelta de las Hermanas
Así, llegamos a 1987, año en el que a los pocos meses de haber sido cerrado, el nuevo cura párroco Don Teódulo Lorenzo Antolín por un Patronato establecido con el Ayuntamiento coronileño abre de nuevo la casa para seguir con su función de asilo, contratándose a cuatro empleados para atender este establecimiento que en estos momentos contaba con sólo ocho ancianos.
El Patronato San Roque se crea en el año 1985 estando su Junta integrada por miembros del Ayuntamiento, Parroquia y sectores sociales y dejando constancia expresa en sus estatutos la posibilidad de que en el futuro la Residencia pueda ser regida por alguna Comunidad Religiosa o entablar concierto con algún organismo oficial.
Así, tras insistentes gestiones del párroco ante la Visitadora de la Casa Provincial de las Hijas de la Caridad de Sevilla, Sor Pilar Rendón para que enviase de nuevo a las Hermanas a El Coronil, ésta accedió siendo destinada Sor Reyes Calderón a esta villa como superiora de este establecimiento pues ya ayudaba anteriormente al párroco viniendo dos veces a la semana desde la localidad de Morón de la Frontera donde residía.

Relación con el pueblo
En cuanto a la relación que tiene el pueblo con las Hermanas y con su labor benéfico-asistencial, ésta es excelente ya que se hacen fiestas para alegrar a los ancianos y durante la Navidad prácticamente todo el pueblo se vuelca con donativos y ayudas alimenticias para hacer más agradable y feliz estos días tan señalados a los ancianos con el fin de que tengan el mayor calor humano posible. Es importante destacar también que este edificio se encontraba situado en un lugar bastante céntrico, muy próximo a la Avda. de Andalucía y a la Calle San Roque, alrededor de las cuales hay una gran actividad, y por otra parte, estaba muy cercano al Hogar del Pensionista, lugar al que se dirigen habitualmente sus residentes.

El actual edificio y funcionamiento en sus inicios
No obstante, la proximidad al centro de la actividad urbana suponía un contratiempo para los ancianos, ya que reducía la tranquilidad que éstos requieren. Es por ello, unido a la falta de espacio y al mal estado del edificio en el que se encuentran, por lo que se construyó una nueva Residencia de Ancianos en el límite nordeste del casco urbano, en un solar junto a las Piscina Municipal, con capacidad para 31 ancianos y dotado de mejores infraestructuras como son salas de rehabilitación, recreativas, biblioteca, enfermería, capilla, dependencias administrativas y de la comunidad de las Hijas de la Caridad, almacén, etc. además de jardines y zonas de esparcimiento para que los ancianos pasen o se sienten en ellas.
Además, al estar en el extrarradio del pueblo, permite una mayor tranquilidad, un aire más saludable y gozar de una mayor tranquilidad y amplitud, así como de medios que el anterior edificio no ofrecía. Ésta tardó tres años en construirse, comenzando a funcionar el 2 de Febrero de 1995.
Su gestión estará sujeta a los estatutos del nuevo Consorcio de Asistencia Social San Roque aprobados entre 1993 y 1994, constando su Junta General de presidente (el alcalde), gerente (representante de las Hermanas), el concejal delegado de asuntos sociales, el cura párroco, el presidente del hogar del pensionista, el director del colegio, el trabajador social del ayuntamiento, etc.
El coste de la obra ascendió a unos 240 millones aproximadamente, siendo sufragados los gastos por la Junta de Andalucía y el Patronato San Roque. Su arquitecto fue Don Rafael C. Pavón Rodríguez. La dirección de esta nueva residencia es la siguiente: Calle Hijas de la Caridad nº 1.
(…) (En 1996) Esta residencia tiene un carácter subvencionado, pues diez camas están mantenidas económicamente por la Diputación de Sevilla y 12 por la Junta de Andalucía, destacando el que 10 de ellas son obligatoriamente para ancianos vecinos coronileños. El centro está asistido por seis hermanas y siete empleados. Posteriormente se llevaron a cabo obras para ampliar el número de plazas y dotarla de una nueva lavandería.

Otras labores de la Comunidad
Las Hijas de la Caridad [llevan a cabo] otras funciones en El Coronil además de atender a los ancianos. Estos son la pastoral de enfermos, servicios a domicilio a personas que lo necesiten y labor catequética a jóvenes y niños, así como ayudar en los cultos a la Parroquia.

Los últimos años en El Coronil
En 2004 se disuelve el Consorcio de Asistencia Social San Roque, por lo que el el funcionamiento de la Residencia vuelve a regirse, ya que este no se suprimió, por el Patronato San Roque, ocupando las Hijas de la Caridad la gerencia, figura no de gobierno del mismo. Aunque parece que no será habitual la convocatoria de las sesiones bimensuales de la Comisión ejecutiva ni las dos anuales de la Junta del Patronato que se establecen en sus Estatutos, el funcionamiento diario de la casa es totalmente normal. En 2007 el consistorio cede gratuitamente a la congregación el terreno propiedad del Ayuntamiento ubicado en la Calle Hijas de la Caridad, 7, no trascendiendo esto ni suponiendo cambios en el funcionamiento de la Residencia. En 2010, tras un cambio en la corporación municipal, el Ayuntamiento demanda al anterior equipo de gobierno y a la congregación, iniciando los trámites para recuperar la titularidad del bien, desprendiéndose del procedimiento que la cesión se había hecho con irregularidades, por lo que en 2012 se declara nula. A la par de estos hechos administrativos en los que las hermanas se ven involucradas, se está preparando en la compañía una reestructuración de su organización territorial. Así, las provincias canónicas de Sevilla, Granada y Canarias pasarán a ser en 2013 la provincia España-Sur y se llevará a cabo una nueva planificación de la actuación en la misma. Por ello en enero del mismo año el presidente del Patronato recibe una carta de la Casa Provincial en la que se le informa con antelación de la finalización de la presencia de las Hijas de la Caridad en la Residencia María Milagrosa. A pesar de la movilización ciudadana encabezada por el párroco que tuvo lugar desde que se conociera la noticia, tras una paulatina y discreta partida, el día 1 de marzo de 2013 se marchan las dos últimas hermanas que quedaban en El Coronil.

 

Enlaces de interés:

         Página web de las Hijas de la Caridad en España

         Blog de la Plataforma "El Coronil por las Hijas de la Caridad"